MARCO NACIONAL

Tras una década de crecimiento espectacular de las inversiones en proyectos fotovoltaicos a pequeña y gran escala, y unos años posteriores de enfriamiento, el constante aumento en la eficiencia de esta tecnología, un abaratamiento en los costes del 80% en tan solo 10 años y la aparición del RD 900/2015, el cuál elimina la incertidumbre legal de los años previos, están produciendo un nuevo incremento en la demanda de esta tecnología, por parte del sector privado y del sector público.

En líneas generales, se está experimentando un incremento considerable de la producción energética, que está siendo posible gracias a la apuesta por energías renovables como la fotovoltaica. Muestra de ello son los 4.000 MW de energía fotovoltaica subastados en 2017.

De hecho, la potencia instalada de energías renovables sigue aumentando en los últimos años, gracias a la eólica y a la solar, principalmente, suponiendo más del 45% del total nacional.

Por regiones, Castilla y León se mantiene como líder indiscutible en generación de energía de origen renovable, con Galicia, Andalucía y Castilla - La Mancha tras ella.

Si nos centramos por sectores, uno de los grupos que mejor está aprovechando las posibilidades de esta tecnología es el segundo mayor consumidor de electricidad en España: el sector agrícola. Según datos de la UNEF, durante el año 2015 se instalaron unos 13 MW destinados a instalaciones aisladas, en su mayoría de bombeo solar. Cifras que siguen aumentando en los años posteriores.

El sector ganadero, aunque en menor medida, también está sacando rentabilidad a esta tecnología, para poder suministrar energía a sus instalaciones alejadas de la red eléctrica.

Además, para cumplir los objetivos de París, hay que introducir las energías renovables de una manera eficiente y masiva en nuestro sistema de producción energética. Concretamente, la clave del futuro del sector es el papel fundamental que la fotovoltaica integrada en edificación juega en la consecución de los objetivos de avanzar en el sentido de una generación distribuida, así como en reducir al máximo el consumo energético de los edificios, con especial atención al autoconsumo en las viviendas y en la industria.

En Local y Sostenible, S.L., sabemos que apostar por el Sol es una apuesta ganadora, y así se está mostrando dentro y fuera de nuestras fronteras.

Gráfico 1: Potencia total instalada en 2015.
Gráfico 2: Evolución de la generación renovable/no renovable y emisiones de CO2 asociadas a la generación de energía eléctrica. Sistema eléctrico nacional" (%) (MtCO2). Fuente: REE.
Mapa 1: Ratio generación renovable/generación (%) y generación renovable (GWh) en 2016. Fuente: REE.

MARCO INTERNACIONAL

A nivel europeo, Alemania, Italia, Reino Unido, Francia y España son los países con mayor potencia instalada. A los que hay que añadir la importante labor llevada a cabo por otros muchos países del continente, como es el caso portugués. Todos ellos han permitido que en 2015 el 4% de toda la demanda europea fuese suplida con energía fotovoltaica. Cifra que sigue en aumento.

No obstante, tras años de dominio europeo en el sector de la energía solar a nivel mundial, otras regiones, especialmente la asiática, con China y Japón a la cabeza, y la americana, liderada por EE.UU, conscientes de los grandes beneficios económicos, geoestratégicos y ecológicos que esta tecnología reporta, han experimentado una enorme y acelerada implantación de instalaciones fotovoltaicas en los últimos años. Como muestra de ello, en 2015, los dos países asiáticos añadieron más energía solar que todo el continente europeo en ese mismo periodo, con 15,2 GW y 11 GW instalados respectivamente, mientras que estados unidos les siguió, con 7,3 GW.

También resulta muy remarcable la implantación cada vez mayor de dicha tecnología en zonas rurales de países en desarrollo. Si bien es cierto que su penetración aún está muy lejos de ser óptima, miles de comunidades sin acceso a la red eléctrica nacional están experimentando, por primera vez, los beneficios de una fuente segura, limpia y barata de electricidad en sus hogares, escuelas, talleres o centros médicos, gracias a la instalación de sistemas fotovoltaicos.

Por todo ello, unido al constante aumento de la eficiencia y al abaratamiento de esta tecnología, y a los compromisos internacionales en materia de sostenibilidad medioambiental,  la situación internacional de este sector es muy positiva y las perspectivas de futuro no podrían ser mejores.

Concretamente, según datos de la Agencia Internacional de la Energía, en el año 2050 entre el 50 y el 75 % de la electricidad tendrá origen renovable y la principal fuente de generación a nivel mundial será la energía solar fotovoltaica, con una previsión de 900 GW de potencia instalada en 2030 y 3.000 GW instalada en 2050, que generará 4.500 TWh/año de energía.

En conclusión, el futuro es renovable y es solar. Por ello, recuerda:

Local y Sostenible, S.L., tu Sol, tu energía!

Gráfico 3: Datos de potencia fotovoltaica acumulada, hasta 2015, de los diez países líderes del sector a nivel mundial.
Gráfico 4: Evolución de los precios en € (Euros) / Wp (Vatios pico) por tecnología, entre los años 2010 y 2016.